Български Čeština‎ Dansk Deutsch English Español Ελληνικά Français Hrvatski Italiano Magyar Maltese Nederlands Norsk bokmål Polski Português Русский Română Slovenščina Svenska

Tras toda una semana de intenso debate y votaciones, el Pleno del Parlamento Europeo ha aprobado esta tarde sus informes sobre las tres propuestas legislativas que determinan el futuro de la Política Agrícola Común.

Los eurodiputados apoyaron las demandas cruciales de EFFAT desde hace mucho tiempo. La adopción de una cláusula de condicionalidad social para los pagos directos de la PAC es una primera victoria importante en la lucha para garantizar que el dinero de la UE no financie a los empleadores que no respetan los derechos laborales individuales y colectivos de los trabajadores. Se impondría una sanción hasta la exclusión total de la contribución económica en caso de violación de las leyes laborales o convenios colectivos. Esto es positivo para millones de trabajadores agrícolas y para todos aquellos agricultores que respetan las normas laborales aplicables y sufren competencia desleal de aquellos que no lo hacen.

Los eurodiputados acordaron otra exigencia crucial de EFFAT al garantizar la cooperación entre las autoridades nacionales responsables de las inspecciones laborales y el sistema de control de las autoridades de pago de la PAC. Esto se complementaría con la participación de la Autoridad Laboral Europea en situaciones transfronterizas.
EFFAT lamenta la escasa ambición del Parlamento de fortalecer la arquitectura verde de la PAC, incluida la falta de conexión con los objetivos del Green Deal y la estrategia "De la granja a la mesa". Además, los eurodiputados no llegaron a un acuerdo sobre la introducción de un piso más alto de sanciones por la violación de las normas laborales. El informe adoptado hoy también es insuficiente para garantizar una formación profesional vinculante para los trabajadores agrícolas en el marco del segundo pilar.

En general, EFFAT acoge con satisfacción la decisión del Parlamento, que es un primer éxito importante para los derechos de los trabajadores agrícolas. Sin embargo, esta lucha no ha terminado. Ahora dependerá también de la Comisión y de los Estados miembros no poner en peligro estos logros y seguir reforzando la dimensión social de la PAC durante las negociaciones del diálogo a tres bandas. A este respecto, es preocupante no ver ninguna referencia a los derechos de los trabajadores en el enfoque general del Consejo alcanzado el martes. La EFFAT y sus afiliadas no aceptarán ningún paso atrás con respecto al resultado logrado en el Parlamento y redoblarán sus esfuerzos para lograr finalmente una PAC que realmente dé resultados a los trabajadores agrícolas.

Leer EFFAT exige EN , FR , DE , ES

%d bloggers como esta: