Български Čeština‎ Dansk Deutsch English Español Ελληνικά Français Hrvatski Italiano Magyar Maltese Nederlands Norsk bokmål Polski Português Русский Română Slovenščina Svenska

La tecnología digital en todas sus formas está cambiando drásticamente la cara de la fabricación en la industria de alimentos y bebidas. Cada vez más, debido a la innovación de productos y la competitividad del mercado, se requieren nuevas habilidades en una amplia gama de áreas.

EFFAT y FoodDrinkEurope organizaron el 15 de octubre una conferencia para presentar los resultados de su proyecto de diálogo social financiado por la UE que explora los cambios actuales en el empleo junto con los desafíos relacionados con el trabajo.

Una conclusión común del proyecto sobre el impacto de la adaptación de las tecnologías de la Industria 4.0 en la industria europea de alimentos y bebidas es la siguiente: sin una fuerza laboral no hay producción. Asegurar una fuerza laboral adecuada es fundamental y requiere la atención de empleadores y trabajadores. Esto coloca a los interlocutores sociales en una posición central para garantizar una adaptación socialmente sólida a la industria alimentaria 4.0; Un proceso que es relevante y aceptado por los trabajadores y los empleadores, y donde se presta la atención adecuada y adecuada al aspecto social y humano de la adaptación a los sistemas digitalizados y automatizados.

Cerrar la brecha entre la automatización y las personas es crucial para una transición exitosa a la industria alimentaria 4.0. El proyecto ha demostrado que una gran parte de la mano de obra de la industria europea de la alimentación y las bebidas necesita una reconversión o mejora considerable. Esta situación subraya la importancia de proporcionar una formación adecuada y la necesidad de involucrar a los proveedores de educación y formación en el diálogo sobre cómo equipar a la fuerza laboral con las habilidades contemporáneas. Las empresas que producen sistemas digitales y líneas de producción automatizadas pueden beneficiarse de saber más sobre las rutinas de trabajo en la fabricación de alimentos, y las empresas de alimentos pueden aprender más sobre cómo se pueden implementar las soluciones de Industria 4.0 en un contexto existente. Esto requiere un diálogo abierto y extendido que involucre a más grupos de partes interesadas, incluidos los proveedores de educación y los proveedores de equipos de procesamiento y soluciones digitales.

La industria europea de alimentos y bebidas seguirá siendo un sector manufacturero central y grande con una contribución enorme y beneficiosa para la sociedad. Los interlocutores sociales tienen un papel que desempeñar para garantizar esta posición en la industria de alimentos y bebidas. Hacer equipo con proveedores de educación, proveedores de sistemas de producción y formuladores de políticas podría hacer una ruta sólida hacia una Industria Alimentaria 4.0 socialmente próspera y próspera.

Informe: nuevas profesiones y carreras en la industria de alimentos y bebidas: EN/FR/DE

 

 

 

%d bloggers como esta: